Visitando Maras, Moray y Salineras en Cusco

Duración:

Min. de pax: personas

Antes: - Ahorra:
Precio x persona:

Visitando Maras, Moray y Salineras en Cusco

Maras Moray y Salineras son tres espectaculares lugares que puedes visitar en tan solo medio día.

Para ir a  Maras, Moray y Salineras hay tres opciones, la primera es acoplarte a un grupo ya formado por una agencia de viajes, en ese caso la agencia de viajes te pasara a recoger a tu alojamiento en Cusco.

Otra opción sería preguntar en tu alojamiento en Cusco por este tour, así también te acoplarías a un grupo ya armado.

Para llegar a Maras y Moray primero debes llegar al “ramal de Maras”, puedes tomar los buses que van de Cusco a Urubamba, la estación de estos buses está ubicado en la avenida Grau (tres cuadras del Qoricancha), allí hay buses y vans que salen cada 15 minutos, el pasaje en Van cuesta 6 soles y en bus 3.50 soles.

Cuando subes a la van o al bus puedes elegir tu asiento, lo más recomendable es sentarte al lado de la ventana para disfrutar del paisaje, al subir al bus o a la van dile al chofer o al cobrador que te avise cuando lleguen al ramal de Maras.

Una vez que llegamos al ramal, encontramos taxis colectivos que por un sol te llevan hasta el pueblo de Maras. Este pueblo data de la época colonial del Perú, sus habitantes Vivian plácidamente y en abundancia debido a la explotación de la sal, la plaza central del pueblo especialmente muestra notable arquitectura y fachadas de sus templo y casonas son de gran belleza, definitivamente debes hacer muchas fotografías aquí. Además que a un costado de la plaza se encuentran las señoras locales que venden comida a precios realmente buenos!

Para llegar a las Salineras desde Maras, tienes dos posibilidades una es ir caminando (son 5 kilómetros) a buen paso sería una hora. La otra opción es contratar  en el mismo ramal un colectivo que te lleve a las salineras (15 soles por persona).

El paisaje de camino a  las Salineras es impresionante si es época de lluvias estará todo de verde y se puede ver las chacras locales con cultivos de papa, cebada y otros productos, conforme te vas a acercando a las salineras se puede divisar un mirador desde donde se tienen las mejores vistas de las salineras. Las salineras se divisan a lo lejos como escalones blancos.

Al llegar se debe pagar una entrada de 5 soles afortunadamente el lugar cuenta con todos los servicios, además que hay una pequeña asociación de artesanos locales por lo que si compras un souvenir tu dinero irá directamente a colaborar al desarrollo de las familias del lugar.

Como fondo del paisaje se divisa los cerros y la carretera central del Valle sagrado, hacia abajo se encuentra el rio Urubamba.

Antiguamente esta zona salada fue trabajada por pobladores locales, y hoy  siguen siendo trabajadas por una cooperativa de 260 trabajadores de los poblados cercanos de la manera tradicional. Dos o tres pozos pertenecen a una familia y es la familia la que se encarga de cuidarlos y limpiarlos, así mismo aprovechan su sal y la refinan para el consumo.

Ya de regreso a Maras, debimos buscar un taxi que vaya a Moray. Un taxi acepto llevarnos hasta Moray por 30 soles. El trato estuvo bueno ya que no solo nos llevaría hasta las andenerías sino que también nos esperaría  para traernos de vuelta hasta Maras.

Llegando a Moray, se debe comprar el ticket el valor fue de 10 soles. En el lugar todo está bien señalizado, así que lo único que quedaba era seguir el camino de bajada hacia la andenería, llegando al punto de vista se tiene un paisaje impresionante de círculos de andenes, este lugar fue un laboratorio biológico para el experimento de plantas a los diferentes pisos altitudinales del Perú.

Terminada la visita a Moray, el taxi nos llevó de regreso a Maras. Allí esperábamos encontrar un taxi colectivo que nos llevara al ramal.

Una vez que estas en el ramal de Maras puedes esperar a que vengan los buses / vans hacia Cusco.

Una vez que llegues a la prepárate para descansar en tu  alojamiento en Cusco.

Un viajero reservo este programa hace 4 días